Final del año y principio del resto de nuestras vidas.

Postal navideña de 2014

Hace tiempo que no escribo ningún cuento ni reflexión, y no es porque no ocurran cosas inspiradoras a mi alrededor que den incluso para una novela, sino porque he concentrado toda mi energía en un nuevo proyecto personal -Duando- al que me gustaría dedicarme en adelante y, si fuera posible, vivir de él. No obstante, estas fechas pueden ser el pretexto perfecto para dedicar unos minutos al teclado de mi portátil y sacar la imaginación a dar un paseo, como hago a diario con Gala -mi mascota-.

Es curioso como, cuando te lo propones, puedes aprender de todo lo que te rodea: personas, animales, plantas, objetos... Mi mascota me enseña continuamente que el rencor no existe y que vivir cada instante como si fuera el primero, se parece mucho a la felicidad. Los tréboles, con los que el campo nos regala en estos días, enseñan que hasta una efímera vida se puede dedicar a pintar el paisaje. Los longevos árboles nos muestran cómo parar el tiempo. Todo nos enseña algo. Nos muestra un camino.

Cuando se trata de aprender de las personas, el aprendizaje se vuelve más complejo, vemos quien hace de su fracaso una clase magistral y quien no saben gestionar su éxito. También jóvenes que se quieren comer el mundo frente a otros que pierden el horizonte del futuro. Vemos a personas que dedican sus vidas a mejorar las condiciones de vida de los más débiles y desprotegidos y personas honorables que dedican su vida a insultar o ridiculizar al contrario. Es curioso como un coscorrón, de los de antaño, a un niño en la intimidad de un hogar está prohibido, pero el insulto y la humillación pública en una tribuna es aplaudido y vitoreado. Hemos visto personas que arriesgan sus vidas por intentar sanar a enfermos contagiosos y a otros que se dedican a matar a los que no piensan como ellos.

Así las cosas, lo mejor será aprender de Gala y disfrutar de cada momento como si fuera el primero, aprender de cada instante y estar siempre dispuesto a cambiar para mejorar y no olvidar que este final de año, nos guste o no, es el el principio del resto de nuestras vidas.

Muchas felicidades a todos.

Si consideras que el contenido de este artículo puede ayudar a alguien no lo dudes ¡compártelo!.

Si deseas recibir un mensaje de aviso cuando se publique un artículo en este sitio web, ¡suscríbete aquí! a nuestra lista de correo.

Si nos proporcionas un correo electrónico recibirás puntualmente todas los artículos que se vayan publicando

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
DEMUESTRA QUE ERES HUMANO
Esta pregunta es para comprobar que tú no eres un robot y prevenir los comentarios spam generados automáticamente. Gracias.
19 + 0 =
Resuelve este fácil problema e introduce el resultado. Por ejemplo para 1+3 debes indicar 4. Gracias.